El grupo cervecero Mahou-San Miguel ha registrado una cifra neta de negocio de 100.011 millones de pesetas en 2000, lo que significa un aumento del 7% respecto al ejercicio precedente. El EBITDA ha experimentado un aumento del 14%, hasta situarse en 26.163 millones de pesetas, y el resultado de explotación ha alcanzado los 17.330 millones de pesetas, un 25% más que en 1999.

Por su parte, el resultado neto del ejercicio, que en 1999 fue de 25.490 millones de pesetas, en 2000 ha arrojado un saldo negativo de 12.655 millones de pesetas. Según ha explicado el consejero delegado del Grupo, Jean Pierre Deffis, “este saldo negativo se debe a la voluntad de la empresa de acelerar la amortización del fondo de comercio de consolidación, debido a la compra de San Miguel por parte de Mahou. El Grupo ha decidido llevar a cabo esta amortización en un plazo de cinco años. Por eso este año se ha notado especialmente en las cifras, pero en el ejercicio 2001 esperamos volver ya a las cifras positivas”