AMDPress.- El grupo cervecero Mahou-San Miguel tiene previsto invertir 9 millones de euros en su fábrica de Lérida, que contará con un nuevo equipamiento con el que incrementará su capacidad de producción y reducirá los costes en la elaboración, en especial el consumo energético y de agua.

Este centro productivo forma parte de los activos de San Miguel adquiridos por Mahou al hacerse con el 100% del accionariado de la firma catalana hace tres años.

El pasado ejercicio, el grupo cervecero ya anunció una inversión de seis millones de euros, dedicados a la optimización del proceso productivo de esta fábrica. Entre otras, se introdujeron novedades como la instalación de un nuevo despaletizador automático de 43.200 latas/hora, la sustitución del actual filtro prensa por uno nuevo automático de polipropileno y la adquisición de un inspector integral de botella no retornable para detectar posibles anomalías en los envases que se reciben del proveedor.

Mahou-San Miguel dispone de cuatro fábricas, situadas en Alovera (Guadalajara), Málaga, Lérida y Burgos. El grupo ya anunció el pasado año el inicio de un plan industrial, a desarrollar en cinco años, para mejorar los procesos y aumentar la capacidad de producción de su fábrica de Burgos.