La mandarina de producción nacional Orri ha incrementado un 15% sus ventas respecto al mismo periodo del año pasado. El hecho de que, durante los últimos días, el consumo de cítricos, por su alto contenido en vitamina C, se haya asociado a los alimentos imprescindibles para mejorar las defensas frente al coronavirus, ha supuesto un notable incremento en la demanda de los mismos.

Este incremento de las ventas ha significado también un repunte en el precio de esta variedad protegida en el mercado respecto a las últimas semanas, situándose entre 0,80 y 1,20 euros por kilogramo en el campo. La mandarina Orri, en España, tradicionalmente, ha tenido una muy buena acogida en los mercados mayoristas con aproximadamente un 50% del volumen comercializado.

Por este motivo, la asociación Orri Running Committee (ORC) ha llevado a cabo, en los principales mercados mayoristas de España (Madrid, Barcelona y Bilbao), una campaña de comunicación enfocada a potenciar el consumo de mandarinas.

En los últimos años, la mandarina Orri ha visto cómo se disparaba su reconocimiento, tanto en el sector productivo como a nivel del consumidor, por lo que desde la asociación están convencidos de que "a medida que la gente conozca la variedad y su excepcional sabor, se irá convirtiendo en la mandarina preferida por el consumidor. Sus principales avales son: sus excelentes cualidades organolépticas, su facilidad de pelado y sus atributos saludables, así como su extraordinaria vida útil de forma natural, que facilita la exportación a múltiples mercados y que se reduzca el desperdicio alimentario".