La International School of Pastry Arts, situada en la localidad alicantina de Petrer, ha acogido el pasado mes de abril un evento culinario en el que se analizó el uso de la manzana Kanzi en la repostería, incluida dentro del sistema "club" con exclusividad en los derechos de producción y comercialización. Esto supone que, pese a tener su origen en Bélgica, las Kanzi se cultiven en varios países europeos. A España vienen directamente de los Alpes Italianos y el Tirol del Sur, exportadas por VI.P (Val Venosta) y VOG (Marlene).

Según el maestro pastelero Paco Torreblanca, encargado de impartir la masterclass, "las Kanzi son las manzanas perfectas, ya que, además de ser deliciosas al comerlas frescas, sus peculiaridades las convierten en la fruta ideal para cocinar porque no sueltan agua y mantienen un equilibrio perfecto entre ácidos y azúcares. Todo ello hace que su bocado sea suave y sabroso".

Algo que pudo comprobarse en las dos preparaciones escogidas por Torreblanca. La primera fue una tarta de azafrán con manzana y chocolate, de la que el maestro pastelero destacó que "la combinación de aromas y sabores de Kanzi se adapta a la perfección con el sensual sabor del chocolate". La segunda, una tartaleta con manzana y crema pastelera, en la que demostró el buen resultado en diferentes tipos de cocción.