María Teresa Rodríguez Sainz-Rozas, presidenta honorífica de Galletas Gullón, ha recibido el reconocimiento de la plantilla de la compañía, durante la celebración de la fiesta del empleado, coincidiendo como cada año con las fechas navideñas.

Como gratitud a su larga trayectoria al frente de la compañía, donde en 1983 inició una carrera empresarial que le llevaría a posicionar a la Galletas Gullón como un fabricante de referencia mundial, presente en 125 países, gracias al innovador concepto de alimentación saludable.

En el presente ejercicio, María Teresa Rodríguez Sainz-Rozas ha pasado el testigo de la compañía familiar a su hija Lourdes Gullón Rodríguez, la cuarta generación de la empresa galletera que ahora asume la presidencia de Galletas Gullón.