AMDPress.- Las ventas de aceite de oliva ascendieron durante el primer semestre del año a 196,2 millones de litros, lo que supone un incremento del 0,25% sobre el volumen del mismo periodo del año anterior, según datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac). En estos seis meses, el mayor aumento fue el de virgen extra, con unas ventas de 35,7 millones de litros, un 7,07% más que el año anterior, mientras que el oliva virgen de hasta 2 grados sufrió un descenso del 27,72%, hasta contabilizar 3,7 millones de litros.

De oliva hasta 0,5 grados se vendieron 91,8 millones de litros (un 1,7% más) y de oliva entre 0,5 y 1,5 grados un total de 64,8 millones de litros (-2,94%). El orujo de oliva fue el aceite que más descenso en las ventas sufrió en este semestre, ya que en los primeros meses de 2001 se contabilizaron 23,7 millones de litros y en el mismo periodo de 2002 (tras la crisis) sólo se demandaron 9,2 millones de litros, un 60,9% menos.