El grupo Moët Henessy España obtuvo un beneficio consolidado de 483 millones de pesetas en 2000, es decir un 112% más que en el año anterior. Un crecimiento que se mantiene por segundo año consecutivo, pese a la recesión del sector causada por el efecto “post milenio”. La cifra de ventas del grupo alcanzó los 5.337 millones de pesetas, lo que representa un incremento del 11% con respecto a 1999.