AMDPress.- El grupo Empresarial Muela, que controla la aceitera cordobesa Mueloliva, ha puesto en marcha un plan de viabilidad, con el que se desinvertirá en activos no estratégicos, y se espera que cada una de las líneas de actividad —producción, refinado, envasado y comercialización— sea rentable. Además, la aceitera suscribió a finales de diciembre un préstamo conjunto con Cajasur y El Monte por 13 millones de euros que ha permitido refinanciar la deuda de corto a largo plazo.

Mueloliva explicó que el préstamo tiene un vencimiento de doce años con un año de carencia del capital, y permitirá a la compañía mantener su participación en el mercado. El plan de viabilidad incluye la venta de parcelas o la actividad de refinería en Priego de Córdoba por las que el grupo espera ingresar unos 4,5 millones de euros.

La puesta a punto de sus líneas de actividad como la producción, refinado, el envasado y la comercialización deben conseguir rentabilidad y permitir una reducción en los gastos financieros y de estructura.

Mueloliva opera con las marcas Mueloliva, Fuenoliva, Boveda, Fuensol y Venta de Barón, tiene una participación próxima al 1,5% del mercado nacional de aceite de oliva, que en el caso de Andalucía sube hasta más del 6%. En 2002 —aún no están cerradas las cuentas del año anterior— alcanzó unas ventas de 66,8 millones de euros.