La multinacional suiza Nestlé ha adquirido 3,4 millones de acciones del fabricante de helados estadounidense Dreyer, lo que eleva su participación en el capital de esta firma del 21 al 24%.

Según explicó la compañía en un comunicado, la operación se ha realizado mediante la compra de las acciones que General Electric Capital Corporation, General Electric Pension Trust y General Electric Investment Private Placement Partnerse tenían de Dreyer.

Nestlé anunció también el pasado viernes haber iniciado negociaciones para adquirir la empresa alemana de helados Schoeller, filial del grupo suedstuecker, que a su vez quiere centrarse en el sector del azúcar y los edulcorantes.

Se trata de dos operaciones en línea con la estrategia del grupo suizo de reforzar su presencia en el mercado heladero, donde ocupa una segunda posición a nivel mundial.