AMDPress.- La multinacional suiza Nestlé registró unas ventas de 41.437 millones de francos suizos (cerca de 27.624 millones de euros) durante el primer semestre de 2003, lo que representa una caída del 6,3% respecto a los 44.219 millones de francos suizos (29.480 millones de euros) obtenidos en el mismo período del año anterior. Asimismo, los beneficios de la compañía se redujeron un 51%, pasando de unos 3.520 millones de euros a 1.855 millones.

El fabricante suizo ha destacado que la reducción de la facturación se ha debido al impacto negativo (-12,6%) de los tipos de cambio, que no pudo ser compensado, a pesar del crecimiento interno del 5,5%. De igual forma, en la evolución de las ganancias, Nestlé ha puntualizado que las cifras del pasado año incluyeron los beneficios procedentes de la entrada en bolsa de su filial farmaceútica Alcon y de la venta de la subsidiaria FIS (Food Ingredients Specialities). De esta manera, según fuentes de la compañía, si se excluyen estos fondos, el resultado neto de los primeros seis meses de 2003 supondría un avance del 4,9%.

Asimismo, Nestlé ha resaltado el incremento del margen operativo, que ha pasado del 11,9 al 12,2 por ciento. En esta mejora han destacado los buenos resultados de los productos lácteos, de nutrición, los helados, los platos preparados y los alimentos para animales de compañía; así como la especial evolución del volumen de negocios en Europa del este, América Latina, el Caribe y Africa.

Respecto a las previsiones para la totalidad del presente ejercicio, el grupo suizo ha confirmado que espera cumplir los objetivos fijados, consistentes en incrementar sus ventas entre un 5 y 6 por ciento a final de año.

Asimismo, la filial española registró una cifra de ventas de 1.683 millones de euros durante el pasado año, un 1,14% más que los 1.664 millones de 2001; mientras que el resultado operativo alcanzó los 159 millones de euros, un 9,4% de la cifra de negocio, frente al 8,3% del año anterior.