AMDPress.- La filial española de la multinacional suiza Nestlé registró una cifra de ventas de 1.683 millones de euros durante el pasado año, un 1,14% más que los 1.664 millones de 2001. De este total, las exportaciones significaron 290 millones de euros, similar a los 291 millones del año anterior; mientras que el mercado interior supuso el 83% de la facturación, con 1.393 millones de euros, un 1,6% más que en los doce meses precedentes. De igual forma, el resultado operativo alcanzó los 159 millones de euros, un 9,4% de la cifra de negocio, frente al 8,3% del año anterior.

Estas cifras agrupan la actividad de Nestlé España, Productos del Café, Helados Miko, Compañía Avidesa, La Cocinera Alimentación y Davigel España. Según la compañía, el conjunto de gamas ha presentado un comportamientos positivo, destacando las líneas de nutrición infantil, culinarios, chocolates y cafés y, en especial, ultracongelados.

En el lado contrario, el negocio heladero siguió la tendencia general del mercado y sufrió un descenso de las ventas. En concreto, la comercialización de helados cayó un 3% en el territorio nacional durante el pasado año, según los datos la Asociación Española de Fabricantes de Helados, que representa el 78% del mercado nacional al agrupar las marcas Frigo, Camy, Menorquina, Miko, Helados Alacant, Kalise, Royne, Jijonenca, Farggi y Neiss. Sin embargo, Nestlé España resalta que ha conseguido una mejor evolución que el conjunto del sector, aumentando su participación en el mercado gracias a sus innovaciones en productos y servicios como las nuevas máquinas vending.

La filial nacional del grupo suizo invirtió 53,8 millones de euros durante 2002. El 58% del total (31 millones) se destinaron a mejorar o ampliar sus centros de producción y a protección del medio ambiente. El 42% restante estuvo dirigido a actividades de ventas, distribución y tecnologías de la información. En los que se refiere a inversiones en fábricas, el 26% correspondió a la planta de Girona; mientras que a La Penilla (Cantabria), Valladolid y Gudalaja se concedieron el 14% cada una; Viladecans (Barcelona) recibió el 9%, Sevares y Gijón (Asturias), el 9%; y Araia (Alava), el 7%. El restante 7% se destinó a Pontecesures (Pontevedra), Peñafiel (Valladolid), Reus (Tarragona), Miajadas (Cáceres) y Alzira (Valencia).

En el capítulo de innovaciones, Nestlé España lanzó al mercado 111 novedades durante el pasado ejercicio, entre las que la compañía hace especial mención de Nescafé Classic, elaborado con nuevos tratamientos del café y presentado en envase para una óptima conservación de aroma y sabor.

Nestlé España opera en el mercado de cafés con las referencias Nescafé y Bonka; en lácteos, con La Lechera, Ideal, Sveltesse, Flor de Esgueva, Cacao Nestlé y Nesquik; en yogures y postres, con Nestlé, Biocalcio, LC1, Sveltesse, Yoco y La Lechera; en agua envasada, con Aquarel; en cereales para niños, con referencias como Chocapic, Golden Grahams, Cheerios, Estrellitas; cereales para adultos Fitness, Fibre 1 y Eko, marca con la que también compite en cereales para beber. De igual forma, Maggi, Buitoni, Solis y Litoral son las enseñas de cocina y platos preparados; Camy es la marca de helados; y referencias como Kitkat, Smarties, On line, Crunch, Milkybar, Dolca y After Eight se encuadran en la oferta de snacks y dulces de la compañía.