AMDPress.- Nestlé España invertirá más de seis millones de euros en sus fábricas de Viladecans (Barcelona) y Marchamalo (Guadalajara), en las que produce los refrigerados lácteos comercializados con las marcas La Lechera, Sveltesse y Yoco.

Con esta iniciativa, la filial nacional del grupo suizo impulsará diferentes proyectos de innovación, entre ellos, los nuevos formatos del yogur líquido producidos en Viladecans, e incorporará una línea de elaboración de yogures cremosos en la factoría de Marchamalo.

Estas dos fábricas se inscriben en la estructura europea de Nestlé y destinan parte de su producción a exportación en la Unión Europea. La planta de Viladecans, especializada en la fabricación de yogures, inició su actividad exportadora con la producción de LC1 Go. En la actualidad, dispone de un volumen de producción cercano a 70.000 toneladas, de las que un 80% se comercializan fuera del territorio nacional.

Por su parte, la factoría de Marchamalo está centrada en la elaboración de refrigerados lácteos y helados. Durante el pasado año, su producción superó los 25 millones de litros de helados y las 67 millones de kilos de refrigerados, productos comercializados bajo las marcas La Lechera y LC1.