Nestlé Waters amplia sus iniciativas actuales para gestionar el agua de forma sostenible y colaborará para apoyar soluciones locales. Estas soluciones están diseñadas para ayudar a regenerar los ecosistemas en las áreas que rodean a cada una de las 48 plantas que Nestlé Waters tiene en todo el mundo. Para 2025, posibilitarán que la naturaleza retenga más agua de la que utiliza la empresa en sus actividades.

La nueva iniciativa se basa en el compromiso que asumió la empresa en 2017 de obtener la certificación de la Alliance for Water Stewardship (AWS) en todas sus plantas para el año 2025. Este estándar requiere que los usuarios del agua comprendan y actúen conjuntamente con respecto a los desafíos que plantea su uso. En España, la planta de Nestlé en Viladrau (Girona) cuenta desde el año pasado con esta certificación.

Nestlé utilizará su experiencia para promover la regeneración de los ciclos locales del agua mediante la implementación de más de 100 proyectos para mejorar la gestión de los recursos. La iniciativa Buxton consistirá en conservar la tierra e intervenir en la gestión de inundaciones en Derbyshire, Reino Unido. Por su parte, el proyecto Vittel, va un poco más encaminado a la restauración y renaturalización de ríos en Vosges, Francia. Nestle Pure Life, en cambio, promoverá el riego por goteo entre los agricultores de Sheikhapura, Pakistán. Este mismo, ayudará a gestionar el tratamiento, filtración y canalización de agua para el suministro municipal en Behna, Egipto.

Nestlé invertirá 130 millones de dóllares para la ejecución de los proyectos

Muriel Lienau, responsable de Waters Business de Nestlé, asegura que quieren “desempeñar un papel activo para ayudar a conservar los recursos hídricos en todos los lugares donde operamos”.

Por su parte, Cédric Egger, responsable de sostenibilidad de Nestlé Waters, tiene claro que “el desafío del agua es global, pero solo se puede abordar mediante soluciones locales” y dice haber llegado el momento de “aprender de nuestros numerosos socios y contribuir a resolver los desafíos del agua en las áreas cercanas a los lugares en los que desarrollamos nuestras actividades”

El trabajo de Nestlé se adaptará a las áreas, necesidades y problemas individuales y adoptará un enfoque más amplio, más allá de sus propias actividades. Como miembro fundador del Grupo de Recursos Hídricos 2030, Nestlé tiene experiencia en colaborar con expertos de los sectores público y privado y de la sociedad civil para ayudar a diseñar soluciones para la gestión sostenible del agua.

Todos los proyectos serán medibles, utilizando la metodología de Contabilidad Volumétrica de Beneficios del Agua (VWBA) del World Resource Institute. Esta metodología proporciona consistencia en el análisis de las actividades de gestión del agua y ayuda a garantizar que dichas actividades aborden los desafíos actuales y futuros de este recurso que todos compartimos.