La Junta General de Socios del Grupo Nueva Pescanova, celebrada el pasado 29 de junio en la sede del Grupo en Chapela (Redondela), aprobó las cuentas de resultados del ejercicio de 2017, que han sido auditadas por KPMG y según las cuales la compañía cerró 2017 mejorando los resultados proyectados para ese ejercicio en el Plan Estratégico 2020, consiguiendo por primera vez beneficios, un año antes de lo previsto.

En concreto, las ventas del Grupo el año pasado crecieron un 2% respecto a 2016, facturando un total de 1.081 millones de euros. Las ventas en el canal retail, un segmento estratégico para el Grupo, se incrementaron un 6,3%. Asimismo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) aumentó en un 18%, alcanzando los 80 millones de euros; destaca que desde 2015 el crecimiento ha sido de un 128%.

Las ventas del Grupo en el canal retail se incrementaron un 6,3% en 2017

La fortaleza de la nueva situación patrimonial y la reducción de la deuda del Grupo gracias a la ampliación de capital están garantizando los recursos para la ejecución del Plan Estratégico hasta 2020, aseguran desde la compañía. La ampliación de capital permitió pasar de 12 millones de euros a 144 millones de euros de capital social y se redujo en un 35% la deuda restructurada.

Jacobo González-Robatto, presidente de la compañía, calificó el ejercicio de 2017 de "positivo", ya que se consolida la notable inflexión que se logró durante el primer año al frente de la compañía. González-Robatto destacó, además, que "por primera vez en la historia del Grupo se ha alcanzado un equilibrio patrimonial y un equilibrio en la cuenta de resultados".

Construcción del Pescanova Biomarine Center

Por su parte, el consejero delegado del Grupo Nueva Pescanova, Ignacio González, anunció en el desarrollo de la Junta el próximo inicio de la construcción del Centro de I D i de Acuicultura Pescanova Biomarine Center tras haber recibido ya todas las licencias correspondientes. La construcción será llevada a cabo por San José y la ingeniería por Idom.

Localizado en O Grove y con unas instalaciones de 4.000 metros cuadrados, el centro tecnológico de Nueva Pescanova verá la luz en 2019 y, entre otros aspectos, en él se investigará para mejorar la operación de acuicultura que lleva a cabo Nueva Pescanova (langostino vannamei, rodaballo y tilapia), potenciará la tecnología de la acuicultura en el 4.0 e investigará el cultivo de nuevas especies en cuestiones de genética, nutrición, manejo y salud.