Aral Digital.- La división de alimentación de Nueva Rumasa ha invertido 10 millones de euros en la fábrica que Sali tiene en Utebo (Zaragoza) desde 2007, fecha de la adquisición de la marca. Desde entonces se ha incrementado un 9% los kilos procesados en esta planta, alcanzando los 60 millones de kilos de leche.

La inversión se ha destinado tanto a la renovación de las líneas de producción ya existentes como a la implantación de nuevas líneas, como es el caso del anti-goteo para la leche condensada y envasado UHT para batidos, leche y nuevos desarrollos como salsas y productos especiales con mayor valor añadido.

Asimismo, según indica la compañía, también se ha producido una inversión de un millón de euros en I D i para el lanzamiento de nuevos productos y formatos. Tanto las nuevas inversiones como el crecimiento en ventas ha hecho posible que la plantilla se incremente en un 10%, contando la fábrica con 109 puestos de trabajo.