Aral Digital.- La familia Ruiz-Mateos ha llegado a un acuerdo con los trabajadores de Quesería Menorquina, fabricante de marcas como 'Tranchettes' y 'Santé', para venderles la empresa “con objeto de garantizar la viabilidad de la empresa”, indica Nueva Rumasa en un comunicado.

De este modo, un colectivo de trabajadores y empleados de Quesería Menorquina adquieren las participaciones, los activos y la actividad del negocio de la sociedad en cuanto a producción, fabricación y comercialización de queso procesado. Según ha confirmado la empresa de la familia Ruiz-Mateos, el precio de compra de la fábrica asciende a 35 millones de euros.

En la actualidad, Quesería Menorquina se encuentra inmersa en un concurso de acreedores, medida que se adoptó “para proteger a los trabajadores, inversores y acreedores”, remarcan fuentes de Nueva Rumasa.