AMDPress.- Panrico ha anunciado que pasará a manos de un fondo de capital riesgo a principios del próximo mes de julio. Los fondos candidatos a la compra son el británico Permira, favorito en la puja, la también inglesa Ápax, las españolas Mercapital y Vista Capital y la francesa PAI Partners.

El grupo está participado por La Caixa en un 30% y por el Banco Sabadell en un 5%, y el resto está en manos de minoritarios de la familias Costafreda y Rivera, las fundadoras de la empresa, que también están interesadas en vender sus títulos.

El pasado martes tuvo lugar la junta de accionistas de la empresa, en que, aparte del anuncio de la inminente compra, se presentaron los resultados de 2004. Así, Joan Cornudella, director general de Panrico, anunció un aumento del beneficio neto del 60%, con un total de 29 millones de euros. Las ventas se han cifrado en 681 millones de euros, un 7,4% más respecto al año anterior. El beneficio operativo antes de intereses, impuestos y amortizaciones ha sido de más de 72 millones de euros, un 11,7% más que en el año anterior.

Durante los últimos cinco años, la compañía ha cerrado plantas y ha reestructurado su plantilla, que actualmente alcanza cerca de 6.000 trabajadores, de los que unos 1.100 están en Cataluña, para iniciar nuevas líneas de producción y modernizar su sistema de reparto. Así, la planta de la compañía en Murcia se dedicará a la producción de alimentos congelados, mientras que la de Puentegenil (Córdoba) o la de Valladolid producirán sándwiches.