E.A. Páramo de Valdecuevas abrirá las puertas de la primera almazara de Valladolid, concretamente en Medina de Rioseco. Se trata de una finca de 150 hectáreas plantadas con olivos. La empresa ha enfocado también las instalaciones hacia el oleoturismo. Así, su oferta se completa con catas de aceite y una tienda en la propia almazara, además de una tienda online en su página web. El pasado año, la empresa recogió su primera cosecha que se ha traducido en una producción de 60.000 litros de aceite virgen extra, el cual, envasado en botellas de tres formatos, 75 cl., 50 cl. y 25 cl., acaba de salir al mercado bajo la marca “Pago de Valdecuevas”.

La almazara está preparada para molturar 3.000 kg de aceitunas a la hora. Las instalaciones, con una superficie de 1.500 m2, están preparadas para futuras ampliaciones de cara a producciones mayores, que teniendo en cuenta la plantación actual de olivos puede llegar al millón de kilos de aceituna. El responsable de la Almazara, Jesús Aparicio, ha destacado la viabilidad y rentabilidad de la producción de aceituna en una comunidad como Castilla y León, ligada históricamente a otro tipo de cultivos agrícolas. Explotaciones Agrícolas Páramo de Valdecuevas ha cedido una hectárea al ITA (Instituto Técnico Agrario) como campo de ensayo, para la investigación con distintas variedades de olivos.