AMDPress.- Tras la oferta de compra de Clesa por parte de Nueva Rumasa, Parmalat ha informado que rechaza la propuesta, ya que la empresa “no está en venta”y su intención es mantener su apuesta por el mercado español. La italiana considera a la empresa como una de sus “joyas locales” y, además, la ha valorado en 202 millones, un 10,9% más de lo que ofrece la familia Ruiz Mateos y un 53% más de lo invirtió en su compra en 1998, que fueron 132 millones.

Parmalat volvió a la Bolsa el pasado 6 de octubre, después de haber estado a punto de desaparecer hace dos años. Este fue el momento elegido por Nueva Rumasa para realizar la oferta, con un importe de 180 millones de euros, y que ahora ha sido desestimada por la italiana.