AMDPress.- El consejo del grupo lácteo italiano Parmalat ha nombrado presidente y consejero delegado de la compañía al especialista en reestructuraciones Enrico Bondi para reflotar la empresa. El nombramiento de Bondi, que sustituirá a Calisto Tanzi, fundador de Parmalat, ha sido impulsado por los bancos acreedores de la compañía, que quieren mandar un signo de confianza al mercado.

El banco de negocios británico Lazard se encargará de velar por el cumplimiento del plan de reestructuración y por los compromisos financieros del negocio internacional de Parmalat. Por su parte, la entidad financiera italiana Mediobanca gestionará los compromisos financieros del grupo en Italia. Los dos bancos investigarán por qué la empresa no pudo hacer frente en su día al pago de bonos valorados en 150 millones si, en teoría, tiene una liquidez cercana a 4.200 millones.

Bondi, que consiguió el viernes pasado fondos para efectuar este pago y presentará su plan de saneamiento en enero, cambiará a gran parte de los consejeros de Parmalat, muchos de ellos familiares de Calisto Tanzi, como su hermano Giovanni. En su lugar, Bondi ha fichado para el consejo a hombres de su confianza como Guido Angiolini, que asumirá las tareas financieras, y Umberto Tracanella, un abogado que le asesoró cuando Bondi reflotó el grupo Ferruzzi.