Pastas Alimenticias Romero obtuvo en 2000 una facturación de 13,5 millones de euros (2.246 millones de pesetas), que significan un incremento del 6% respecto al ejercicio anterior. Con una cuota de mercado del 12%, la empresa está presente no sólo en Europa, sino también en Africa, Latinoamérica y Asia, habiendo alcanzado unas ventas en el mercado exterior de 3,5 millones de euros (582,3 millones de pesetas).

La empresa prevé facturar en 2001 unos 16 millones de euros (2.662 millones de pesetas) mediante la apertura de nuevos mercados y el lanzamiento de más novedades.