Pastoret ha inaugurado un nuevo almacén logístico automatizado de 2.600 metros cuadrados, que junto a la ampliación de su planta de producción sumarán un total de 3.700 metros cuadrados en sus instalaciones de Sant Guim de Freixenet, en La Segarra.

Y es que, a lo largo de los últimos meses, la compañía ha trabajado en una primera fase de las obras que ha culminado con la puesta en marcha del nuevo almacén y sigue trabajando en una segunda fase de la ampliación de la planta de producción que estará lista el próximo mes de octubre.

El objetivo principal de esta inversión de ocho millones de euros es dar respuesta a la expansión nacional e internacional de su actividad, garantizando un correcto servicio al cliente y manteniendo un ritmo constante de lanzamientos en la categoría de postres lácteos y yoghourts.

Cabe mencionar que la compañía inauguró su actividad hace ya 25 años y ha pasado de ser una pequeña quesería familiar a una factoría que emplea la tecnología en su producción, pero manteniendo los procesos artesanales en sus elaboraciones y su apuesta por la innovación en sabores y texturas.