Aral Digital.- Pernod Ricard ha obtenido el pasado ejercicio, que finalizó el pasado 30 de junio, 831 millones de euros de beneficio, lo que representa un aumento del 30% respecto al anterior, debido al crecimiento de su rentabilidad y a la integración de Allied Domecq.

La integración de esta última en el grupo francés de bebidas y licores tuvo un costo de 31 millones de euros en reestructuración, que se vio compensado por cesiones de activos del mismo monto, a las que se añadieron otros elementos excepcionales también positivos, señaló Pernod Ricard en un comunicado.

Descontando estos excepcionales elementos, el resultado neto progresó un 24% hasta 833 millones de euros. Por su parte, el resultado operativo corriente aumentó un 21% hasta 1.447 millones de euros, mientras la facturación creció un 9,1% a 6.443 millones.

Esa progresión resultó de un alza del 9,1% si se descuenta el efecto del tipo de cambio (-2,8%) y de las modificaciones del perímetro de la empresa ( 0,2% por cesiones y adquisiciones de activos).

Con estos resultados, el consejo de administración propondrá a la asamblea general de accionistas convocada el próximo 7 de noviembre el reparto de un dividendo de 2,25 euros por acción, lo que corresponde a un incremento efectivo del 20% respecto al del ejercicio precedente si se tiene en cuenta la distribución de una acción gratuita por cada cinco el pasado mes de enero.

El presidente de la compañía, Patrick Ricard, consideró que el ejercicio 2006-2007 fue “un año excelente" y anticipó para el actual "en las condiciones actuales de mercado y en datos comparables, un nuevo año de fuerte crecimiento de la actividad y del resultado operativo corriente”.