ARAL Digital.- El grupo francés de bebidas y licores Pernod Ricard obtuvo un beneficio neto de 800 millones de euros durante el primer semestre de su ejercicio 2011/2012, un subida del 20% respecto al mismo periodo del año anterior. Si se excluye los elementos financieros no recurrentes, según ha precisado la compañía en un comunicado, el resultado neto se habría elevado a 843 millones de euros, una progresión del 16% respecto al primer semestre del pasado ejercicio. Por otro parte, el resultado operativo se estableció a finales de diciembre en 1.379 millones de euros, un crecimiento del 14%, mientras que la cifra de negocios se situó en 4.614 millones de euros, un 8% más, empujado por los mercados emergentes.

El grupo mejoró su facturación en todas las regiones, principalmente en el mercado doméstico, donde la cifra de negocios creció un 25%, por las compras efectuadas por los distribuidores para anticiparse a la subida de los impuestos sobre el consumo de licores. En Europa, sin contar a Francia, la facturación se elevó un 2%, mientras que en América aumentó un 1% y en Asia y el resto del mundo un 15%, lo que hizo de esa región otro de sus principales motores de crecimiento. No obstante, en el viejo continente las tendencias son divergentes, con un crecimiento acelerado en Europa del Este y Central ( 15%) y un declive relativo en Europa Occidental (-2%) debido principalmente a España (-5%), Reino Unido (-6%) e Italia (-11%).

El director general del grupo, Pierre Pringuet, ha comentado que el resultado comercial y financiero de Pernod Ricard en el primer semestre del actual ejercicio fue "excelente", lo que demuestra a su juicio la fuerza de su modelo de negocio, con un amplio portafolio de marcas, y una red propia de distribución mundial. Esas cifras hacen confiar a Pringuet en que en el conjunto de su año fiscal mantendrán sus objetivos, entre los que se encuentra lograr un crecimiento interno del resultado operativo cercano al 8%.