AMDPress.-Pescanova sigue viéndose favorecida por el aumento del consumo de pescado ante la crisis de las vacas locas. Tras cerrar el pasado 31 de diciembre el mejor ejercicio de su historia, en los primeros seis meses de 2001 ha registrado un beneficio neto de 8,11 millones de euros (1.346 millones de pesetas), lo que supone un incremento del 45,05% respecto al mismo periodo del año anterior.

En cuanto a la facturación ha crecido un 21% en el mercado nacional y un 25% en la Unión Europea. La matriz de la compañía que preside Manuel Fernández de Sousa ha ganado en estos seis primeros meses ha registrado el mejor comportamiento del grupo, al incrementar su facturación entre enero y junio de este año un 91,6%, hasta 4,65 millones de euros (773,7 millones de euros).

Pescanova, que ha consolidado su liderazgo en el sector de pescado congelado con la adquisición de la firma Pescafina, cerró el pasado ejercicio con un resultado neto de 12,89 millones de euros (2.145 millones de pesetas), lo que supuso un crecimiento del 74%.