El concesionario Nissan de Caravaca de la Cruz ha hecho entrega a Postres Reina de un vehículo eléctrico que, a partir de ahora, pasará a formar parte de la flota de vehículos de la empresa. La entrega del vehículo se ha realizado en las oficinas centrales de la compañía de postres y a ella han acudido la responsable del Departamento de Medioambiente de Postres Reina, Raquel Gálvez y el gerente del concesionario Nissan de Caravaca de la Cruz, Eliseo López.

El vehículo, una furgoneta Nissan NV-200, está equipado con baterías de iones de litio que le otorgan una autonomía de hasta 170 kilómetros. Esto se traduce en un gran ahorro en el consumo de combustible, ya que permite recorrer hasta 100 kilómetros por solo un euro. Además, al ser eléctrica no tiene emisiones de CO2.