Aral Digital.- La conservación a temperaturas inadecuadas, una manipulación incorrecta y un producto primario contaminado sin tratar son las principales causas que derivan, según datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemológica, en la aparición de brotes de infecciones por el consumo de huevos y derivados.

Por ello, la Asociación Española de Fabricantes de Salsas y Condimentos Preparados quiere recordar las precauciones que deben tomarse como el consumo de mayonesa envasada, ya que reduce el riesgo de infecciones por la utilización exclusiva de huevo pasteurizado, y siempre siguiendo las instrucciones que el fabricante indica en sus etiquetas.

Respecto a la normativa, la aplicación del Real Decreto por el que no se permite en establecimientos públicos la preparación de la mayonesa con huevo no pasteurizado representa una importante medida preventiva en el sector de la restauración, así como una garantía para el consumidor final.

Un aspecto que, lamentablemente, no sucede en los hogares, dónde el uso de huevo no pasteurizado incrementa el riesgo. En 2006, en España se detectaron 286 brotes de salmonella por el consumo de productos con huevo y derivados (un 14% menos que en 2005). De éstos, el 61% se ocasionaron en el hogar familiar, mientras que en la restauración colectiva representó apenas el 32%.