Procavi, firma integrada en el Grupo Fuertes, alcanzó el último ejercicio una facturación de 163 millones de euros, produciendo el año pasado más de 70 millones de kilos de carne que equivalen a cerca de nueve millones de pavos procesados. En cuanto a la plantilla de empleados, esta empresa supera, entre puestos directos e indirectos, los 1.500 trabajadores en toda Andalucía. El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Javier Carnero, ha visitado recientemente las instalaciones de la empresa Procavi ubicadas en la provincia de Málaga y dirigidas a la incubación y cría de pavos, donde ha resaltado la “importante inversión realizada por esta firma para implementar técnicas que contribuyen a compaginar la actividad productiva y el respeto al medio ambiente”.

Carnero ha realizado estas declaraciones en referencia a los distintos proyectos que Procavi ha puesto en marcha en sus instalaciones para dotarlas de las últimas tecnologías de gestión medioambiental entre las que se encuentran una planta de cogeneración eléctrica y una depuradora de aguas residuales. Procavi alcanza, en estos momentos, una cuota de mercado superior al 48%. A través de la planta de depuración de aguas, la firma reutiliza este recurso para lavados y riego de las instalaciones de la empresa, reduciendo así tanto los costes como el impacto ambiental de estas acciones, y gracias a la planta de aprovechamiento de subproductos, los residuos que genera su industria alimentaria ubicada en Marchena (Sevilla) se convierten en energía y abono. A esto se suma una planta de cogeneración que funciona con gas natural y cuenta con capacidad para generar un megavatio de electricidad.