Procavi, compañía del Grupo Fuertes especializada en la producción y comercialización de carne de pavo, comenzó a trabajar con la cadena Mercadona como proveedor de carne de pavo fresca y elaborada en el año 2010. Tras cuatro años de relación comercial, la firma sevillana se convierte ahora en interproveedor de Mercadona para este producto.

Procavi cuenta con una plantilla de 1.818 personas entre empleo directo e indirecto y en términos de facturación ha registrado en los últimos cuatro años incrementos anuales de dos dígitos, hasta alcanzar los 196 millones de euros en 2013 (un 20% más que en 2012). "En estos incrementos ha contribuido de manera significativa nuestra relación comercial con Mercadona, que hoy representa ya el 25% de nuestras ventas en kilos", señala Alfonso Serrano, director general de la compañía. 

La compañía explica que basa su modelo productivo en el Control Integral de Procesos (CIP), lo que le permite "garantizar la seguridad alimentaria desde el origen hasta el producto final que llega al lineal del supermercado". La empresa dispone de tres plantas para la fabricación de piensos, sitas en las provincias de Sevilla, Málaga y Huelva; una incubadora en Campillos, Málaga; y una planta de procesado cárnico en el municipio sevillano de Marchena, con matadero, sala de despiece y sala de envasado y procesado de producto.

Actualmente, la compañía está inmersa en un plan de crecimiento empresarial que contempla una inversión de más de 15 millones de euros para duplicar la capacidad productiva de procesado cárnico. Procavi tiene 15 granjas en propiedad y trabaja con otras 280 en Andalucía, con las que mantiene una relación estable. 

"Nuestro sistema se basa en mantener una relación estrecha y coordinada con los avicultores, colaboración consistente en que Procavi suministra los pavos, el pienso y todo lo necesario para que el proceso de cría se desarrolle en las condiciones óptimas, siempre bajo la supervisión de un equipo técnico y veterinario interno que asesora todo el proceso, mientras los avicultores se encargan de las tareas de cuidado de los animales", explica Serrano.