La Asociación Española del Dulce (Produlce), que integra 67 de las principales empresas del mercado, ha presentado su primer ‘Informe de comercio exterior del sector del dulce en 2020’, que analiza una de las áreas más relevantes de esta industria, su internacionalización. El estudio muestra cómo, en un contexto en el que la industria alimentaria ha sido la única actividad de la economía española que en 2020 ha aumentado sus exportaciones (4,4%), el sector del dulce ha perdido en su conjunto un 4,3% de su facturación en 2020 respecto a 2019, cerrando el año con un volumen de ventas exteriores de 1.335 millones de euros.

Rubén Moreno: “Debemos sentirnos afortunados por el menor impacto que ha sufrido la industria del dulce respecto a otras actividades económicas”

Rubén Moreno, secretario general de Produlce expone que “la publicación de nuestro primer informe de comercio exterior llega en un año que ha trastocado nuestras expectativas de crecimiento en otros países. Sin embargo, durante la pandemia, la industria agroalimentaria y nuestras empresas, han demostrado su responsabilidad y la esencialidad de este sector en nuestras vidas. En cuanto a los resultados, en el contexto de la mayor crisis sanitaria, económica y social de las últimas décadas, creo que el descenso resulta anecdótico y de hecho, debemos sentirnos afortunados por el menor impacto que ha sufrido la industria del dulce respecto a otras actividades económicas. Además, hay productos que han crecido a nivel global y hemos aumentado el volumen y valor de algunas categorías en países como Marruecos o Estados Unidos, país donde las oportunidades van a ir a más tras el anuncio del pacto alcanzado en el marco de la Cumbre de la Unión Europea – Estados Unidos para los próximos cinco años.”

Resultados por categorías

La caída general reduce la contribución del sector del dulce en la internacionalización de la industria alimentaria, pero los resultados han sido dispares atendiendo a cada una de sus categorías, incluso dentro de las mismas por tipo de producto.

Presentan resultados dispares por categorías, con crecimiento en galletas, panadería y pastelería, y caídas importantes en chocolates, caramelos, chicles y turrones

Así, se ha producido una caída generaliza en valor y volumen en las categorías de cacao y chocolate (-9,4% y -2,6% respectivamente), y caramelos y chicles (-5,1% y -5,3%). Por otro lado, las categorías de galletas (+2,4% y +4,8%), y de pastelería, bollería y panificación (+3,5% y +7,4%) aumentaron sus ventas, tanto en valor como en volumen. Finalmente, la categoría de turrones y mazapanes redujo su valor en 18 p.p. mientras que aumentó su volumen en 1,9%.

Sin embargo, analizando el resultado de cada producto a nivel individual, las ventas exteriores de gominolas avanzan más del 2% mientras los descensos de chicles, caramelos duros y blandos rondan el 20%. Lo mismo sucede en la categoría de chocolates, donde se han experimentado bajadas en las ventas de tabletas (-4,5%) bombones y snacks (-23%), mientras que productos como el cacao soluble (+14%) o las cremas para untar (+22,5%) lograban importantes incrementos.

Los cinco productos que lideran el ranking por valor de la producción exportada son gominolas, tabletas de chocolate, galletas rellenas, caramelos duros y pan tostado.

Mercados más relevantes

A nivel geográfico, la caída de ventas en el continente europeo (-6%) ha penalizado especialmente la actividad exterior, mientras que el continente americano ha supuesto un importante bastión, con un crecimiento cercano al 10% y un peso global del 15%. Además, Estados Unidos. se ha convertido en 2020 en tercer destino de todas las exportaciones del dulce, tras haber crecido un 20% en solo un año y alcanzar un volumen de ventas de 140 millones de euros.

Rubén Moreno: “La internacionalización del dulce español es una de las áreas en la que tanto empresas como la propia asociación llevamos muchos años volcando esfuerzos”

Por último, y como dato muy positivo, el informe confirma que el número de compañías españolas del sector del dulce que exportan ha aumentado un 5,1%, más del doble que el global de empresas exportadoras de la industria alimentaria, que creció un 2,2% en 2020.

“La internacionalización del dulce español es una de las áreas en la que tanto empresas como la propia asociación llevamos muchos años volcando esfuerzos que, poco a poco, se han ido viendo recompensados en forma de resultados, con un posicionamiento exterior cada día más fuerte y con algunos productos liderando sus categorías a nivel mundial. Estoy seguro de que pronto recuperaremos el pequeño terreno perdido, nuestras empresas están más que preparadas y ahora, además, son más la que han comenzado a exportar. Además, esperamos también que las administraciones publicas refuercen el papel que pueden jugar en la recuperación de nuestra industria”, indica Rubén Moreno.

ICEX y Produlce desarrollarán en julio un webinar para acercar a las compañías del sector las herramientas a su disposición para consolidar su presencia internacional

Al respecto, ICEX España Exportación e Inversiones ha manifestado a través de su directora de Alimentos, Vinos y Gastronomía, María Naranjo, que “nuestros productos alimentarios son la mejor bandera de nuestro país en el exterior. Son reconocidos por su excelencia  y diversidad, y eso es mérito claro de empresas como las del dulce, que llevan décadas comprometidas con la internacionalización. Desde la Administración y organizaciones como Produlce, nuestra misión ha de ser la de impulsar y acompañar a estas compañías en su viaje al exterior y promover su actividad, seguros de la competitividad de nuestras industrias. Es por esto que hemos decidido poner en marcha un webinar, que tendrá lugar el próximo 14 de julio, donde queremos poner en valor su trabajo y las herramientas que tienen a su disposición para consolidar su presencia y competitividad internacional. Desde ICEX queremos que las empresas del sector del dulce sean cada día más protagonistas del calendario de actividades internacionales que organizaremos en todo el mundo.”