AMDPress.- Azucarera Ebro ha propuesto invertir unos 20 millones de euros en sus fábricas molturadoras de Monzón de Campos (Palencia) y Benavente (Zamora), que en principio iban a ser cerradas. La inversión de 20 millones se destinaría a ambas plantas y serían para convertir la de Monzón de Campos en una destilería con planta de cogeneración, y a la de Benavente en una empaquetadora. Además, Ebro se comprometería a invertir otros 57 millones en la modernización del resto de sus plantas molturadoras en Castilla y León.

Como se sabe, la empresa presentó el pasado 1 de agosto un expediente de regulación de empleo que afectaría a los 419 trabajadores de ambas plantas. La conversión propuesta por Ebro serviría para mantener únicamente 70 de los 179 empleos fijos actuales.