El mercado del delivery creció un 16,8% en 2019, hasta alcanzar los 660 millones de euros, y ha crecido un 23% adicional en la segunda etapa del confinamiento en España. Se trata, por tanto, de un servicio que se perfila, no sólo como un complemento puntual, sino como una alternativa a valorar por los negocios de restauración.

Sin embargo, para implantar el delivery con éxito es necesario realizar un análisis detallado de las adaptaciones, tanto en el menú, como en las operaciones, los recursos materiales y humanos, para llevar a cabo con éxito el servicio a domicilio. En este sentido, Quescrem ha lanzado una guía sobre cómo incorporar el delivery con éxito en los negocios de hostelería. Se trata de una herramienta práctica y gratuita en la que se analizan las claves para tener éxito en la comida a domicilio, tanto en delivery como en take-away.

Dicha guía analiza los puntos básicos a considerar por todo negocio para su adaptación al delivery. Desde la necesaria adaptación de menú, íntimamente relacionado con factores como el tiempo, la presentación, embalaje y transporte de los platos; hasta la elección del tipo de servicio de transporte y entrega, sin olvidar el análisis de costes y precios, y las nuevas exigencias determinadas por el Covid-19.