Aral Digital.- La compañía australiana Ricegrowers Limited ha lanzado un boletín informativo entre sus accionistas en la que les documenta sobre las circunstancias y las consecuencias de la compra de Ebro Foods, que se votará en la próxima Junta de Accionistas que se celebrará a finales de mayo.

El pasado mes de noviembre, la empresa española presentó una oferta de adquisición de 440 millones de euros a la entidad oceánica -que opera en el mercado bajo la marca SunRice-. El Consejo de Ricegrowers ya ha dado su visto bueno a la operación, si bien, para que se complete necesita de la aprobación de, al menos, el 75% de los accionistas.

El folleto dirigido a los accionistas incluye los resultados de un informe elaborado por un experto independiente (Lonergan Edwards & Associates) que indica que, en atención al valor accionarial, “la operación es justa, razonable e interesante para los accionistas de SunRice”.

Asimismo, Gerry Lawson, presidente de Ricegrowers, ha dirigido una carta a los socios explicando los pros y los contras de la decisión. Como factores favorables, indica la protección del riesgo, el acceso a mercados globales, el crecimiento de oportunidades, y la estabilidad de los precios y los mecanismos de apoyo a la industria del arroz.