La compañía de bebidas Rives Pitman, perteneciente a la familia Romero Haupold, que controla el 100% del capital tras la salida de Osborne en 1998, obtuvo en el pasado ejercicio una cifra de negocios de 25,2 millones de euros (4.203 millones de pesetas), lo que representa un 4% más que en el ejercicio precedente.

El beneficio bruto aumentó un 21% hasta los 763.285 euros (127 millones de pesetas), según la compañía, debido sobre todo a la mejora de los márgenes de las ventas de Gin Rives. Esta marca de ginebra, insignia de la compañía, creció en el pasado ejercicio un 18%, lo que la sitúa ya con una cuota de mercado del 6% en la categoría de ginebra, un subsector que en el pasado ejercicio registró unl leve aumento del 2% en España.