Roger Mohr, director general de Bynsa, fabricante interproveedor de Mercadona, se ha hecho con el 100% de esta compañía dedicada a la producción de alimentación seca para mascotas, tras adquirir el 60% del accionariado que estaba en manos de la sociedad de capital riesgo Atitlan. Esta operación se produce después de que entre 2007 y 2009 ambos socios adquiriesen el 100% del accionariado de los fundadores de la compañía. La alianza alcanzada entre Atitlan y Roger Mohr ha permitido impulsar este proyecto y realizar importantes inversiones, superiores a los 15 millones de euros, para mejorar su eficiencia y optimizar sus procesos. Gracias a ello, Bynsa actualmente dispone de una capacidad productiva que supera las 156.000 toneladas, cuenta con una nueva oferta de productos, adaptada a las necesidades de los clientes, y ha crecido por encima de la media de su sector durante estos años, en los que ha generado más de 50 nuevos puestos de trabajo, hasta alcanzar una plantilla de 94 personas, y ha incrementado su facturación hasta los 74 millones de euros en 2012.

Según Mohr, "la alianza y el apoyo de Atitlan han permitido, a lo largo de estos años, realizar una profunda transformación en Bynsa, hecho que pone de manifiesto que ha sido el mejor de los socios posibles para convertir a la compañía en una de las referencias de su sector". Asimismo, Mohr ha subrayado que "en la nueva etapa, en la que dirigiré en solitario la compañía, el objetivo es seguir consolidando el crecimiento de Bynsa y continuar generando riqueza y empleo en Aragón, hechos que han sido una constante desde que en 2007, junto a Atitlan, decidiera formar parte de este proyecto".