La empresa SanLucar ha reorganizado el reparto de funciones de su junta directiva y optimizado las condiciones para mantener el crecimiento de la firma a escala mundial. De esta manera, Michael Brinkmann, hasta la fecha CEO de SanLucar International, pasará a ser responsable de la dirección operativa de todo el grupo SanLucar a partir de enero de 2018, mientras que Stephan Rötzer, fundador y propietario de la compañía, dedicará gran parte de sus esfuerzos a la marca SanLucar, al desarrollo continuado de sus productos y a las relaciones con los socios de muchos años, tanto proveedores como clientes.

"Michael Brinkmann y yo mantenemos desde hace cinco años una relación laboral muy estrecha y de confianza", afirma Rötzer. "El nuevo reparto de tareas nos permitirá a cada uno de nosotros aprovechar aún mejor nuestras fortalezas en beneficio de la empresa y de sus trabajadores. La fruta es un producto natural; cultivarla y comercializarla durante todo el año con la mayor calidad posible es una tarea muy compleja. Me entusiasma la idea de poder compartir con mayor intensidad mis conocimientos e ideas sobre las mejores frutas y hortalizas con nuestros trabajadores y nuestros partners", añade Rötzer.

Por su parte, Brinkmann asegura que "durante el último año, nuestra empresa ha registrado un fuerte crecimiento y estamos ampliando nuestras operaciones en nuestros mercados principales, Alemania y Austria, así como también en el resto de Europa. Además, estamos abriéndonos a nuevos países, como por ejemplo China, Rusia, Canadá y los países del Golfo. Como CEO de SanLucar, dedicaré un gran esfuerzo a preservar lo que nos ha llevado al éxito, encargándome a la vez de adaptar las estructuras empresariales y los procesos de negocio a los nuevos retos que se nos plantean. Presentar de la mejor manera posible la extraordinaria calidad de nuestros productos a clientes de todo el mundo supone para mí una motivación enorme".