Schreiber Foods, una de las mayores compañías del sector lácteo del mundo, ha anunciado el comienzo de negociaciones formales con la sociedad Senoble International para la adquisición de su filial Senoble Ibérica, con fábricas en Noblejas y Talavera de la Reina (Toledo). Senoble es interproveedor de postres lácteos y yogures de Mercadona, su principal cliente.

La compañía ha indicado en un comunicado que el proceso que comienza ahora, y del cual los empleados de Senoble han sido informados, se desarrollará durante las próximas semanas y está sujeto a aprobación final por las autoridades de defensa de la competencia. La negociación también tiene por objeto la adquisición de la entidad Senoble Central Europe, una entidad eslovaca que es una filial íntegramente participada por Senoble Ibérica.

Schreiber, con sede en los Estados Unidos, es propiedad de sus empleados. Con una cifra de negocio anual de más de 5.000 millones de dólares (4.000 millones de euros), es una de las mayores empresas del sector lácteo a nivel global.
Schreiber vende sus productos -que incluyen queso fundido, queso natural, queso crema y yogur- a las principales cadenas de distribución, restaurantes, distribuidores y fabricantes de alimentos en todo el mundo.

La compañía láctea tiene más de 7.000 empleados y posee fábricas y centros de distribución en Austria, Brasil, Bulgaria, República Checa, Alemania, India, México, Portugal, España, Uruguay y los Estados Unidos. Su inversión más reciente en España, en marzo de 2014, fue la compra de una fábrica a Danone en las Islas Canarias, desde donde está actualmente suministrando a los supermercados que Mercadona tiene en la región.

Por su parte, Senoble International, con sede en Bélgica, es propiedad de la familia del mismo nombre. Se considera como una de las mayores compañías no cotizadas del sector lácteo. Opera en España, Eslovaquia, Italia, Reino Unido, Portugal y Francia. Senoble está especializada en la producción de postres lácteos (fríos y congelados) y postres no lácteos. En 2013, su cifra de negocio alcanzó los 900 millones de euros, con una producción de más de 500.000 toneladas.