AMDPress.- El grupo azucarero alemán Südzucker colocó el pasado jueves, 26 de febrero, en el mercado institucional nacional y extranjero el 14,2% que poseía de la española Ebro Puleva a través de su filial, la francesa Saint Louis Sucre. La colocación se cerró a un precio de nueve euros, con un descuento del 6,66% sobre el cierre del pasado jueves.

El grupo alemán quería desprenderse de su participación en Ebro Puleva desde hace tiempo, como consecuencia de las malas relaciones de Saint Louis con el resto de los accionistas del grupo.

Quizás por ello, el primer accionista de la sociedad, por delante de la familia Hernández Barrera, ha decidido desprenderse de su participación sin pactar con la gerencia.