AMDPress.- A excepción de los sindicatos agrarios UPA y COAG -que solicitaron una solución global para el sector incluyendo los MERs-, y la Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (CONFECARNE) que no compareció en la reunión celebrada el pasado día 17 de enero, el resto de las organizaciones y asociaciones de ganaderos, parte de la industria cárnica, la patronal de cementeras (OFICEMEN) y la distribución -representada por ANGED y ASEDAS- suscribieron el Acuerdo-Marco propuesto por el Ministerio para la financiación de la eliminación de las harinas cárnicas.

Concluida la reunión, el subsecretario de Agricultura, Manuel Lamela, declaró que este Acuerdo se desarrollará en dos normas. En primer lugar se trata de una Orden Ministerial por la que se exigirá una documentación del todo el proceso de producción de los subproductos cárnicos, así como una transparencia absoluta en la fijación de precios de manipulación, retirada y transporte de los mismos.

Se trata de un documento anexo a la factura que el matadero hace a la distribución donde constará específicamente el precio de la gestión de harinas, que ha quedado establecido como un porcentaje -en lugar de euros/kilogramo que se barajaron en un principio- que se traducirá entre las 3,8 y las 6 pesetas de incremento al consumidor final, “algo fácilmente asumible en la cesta de la compra”, según señaló Lamela.