AMDPress.- El productor belga de productos refrigerados Ter Beke ha registrado unas ventas brutas en el primer semestre de 2000 de 86,9 millones de euros (14.458,9 millones de pesetas), lo que supone un crecimiento del 7,6% respecto a los seis primeros meses de 2000. Un ascenso que se debe al buen comportamiento de la división de platos preparados, que ha supuesto más de la mitad de la facturación del grupo, ya que la de producto cárnicos, según la compañía, se encuentra bajo una importante presión, debido al aumento del precio de las materias primas (carne de porcino) como consecuencia de la crisi de la fiebre aftosa.

Esto ha sido uno de los motivos para que en este primer semestre Ter Beke ha registrado un descenso en su resultado neto, que ha pasado de los 2,5 milones de euros (415.965 millones de pesetas) registrados en los seis primeros meses de 2000 a unas pérdidas de dos millones de euros (332 millones de pesetas). El cash flow neto descendió de siete millones de euros (1.164,7 millones de pesetas) a 3,7 millones de euros (615,6 millones de pesetas).