AMDPress.- El queso suizo Tête de Moine, que posee la Denominación de Origen desde el 2001, aumentó sus ventas un 30% durante el periodo comprendido entre el 2000 y el 2002. Por otro lado, a lo largo del 2002 se comercializaron más de 22 toneladas de producto, teniendo en cuenta que la producción anual de Tête de Moine es muy reducida ya que solamente ocho queserías lo elaboran en los cantones del Jura y Berna, en la parte noroeste de Suiza.