AMDPress.- El portavoz sectorial de Vinos de la Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla-La Mancha (UCAMAN), Ángel Villafranca Lara, manifestó tras la reunión mantenida con el director general de Mercados Agrícolas de la Consejería de Agricultura, Francisco Mombiela, que el Fondo de Promoción Vitivinícola que se recoge en la Ley de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha aprobada este año “debe servir para sumar esfuerzos ante el problema global del sector, que es impulsar la imagen de los vinos de Castilla-La Mancha a nivel mundial”.

En la reunión mantenida, UCAMAN expuso que este Fondo de Promoción Vitivinícola servirá para atajar los principales problemas del sector, como el descenso del consumo interno, la falta de cultura empresarial, la ausencia de imagen y de estructuras comerciales focalizadas hacia los mercados exteriores, así como una acumulación de existencias de tintos varietales.

Por todo ello, los objetivos a los que deben ir destinados los recursos económicos que gestione el Fondo serán la promoción y la imagen de los productos vitivinícolas de la región, cuya calidad pueda ser contrastada y además se haga referencia a indicaciones geográficas permitidas en el ámbito de la comunidad.

La aportación total del sector al Fondo de Promoción Vitivinícola será de unos 8 millones de euros por campaña, de los cuales el 80% provendrá del vino transformado por bodegas cooperativas de Castilla-La Mancha. Las tasas empezarán a cobrarse según la cantidad y destino de la uva transformada por bodega en octubre de 2004, y según UCAMAN debe ser regido mayoritariamente por los transformadores del sector vitivinícola castellano-manchego, sin que esto excluya a agentes como la administración pública, expertos e incluso empresas del sector que se beneficien de las promociones que se hagan, como son los envasadores y distribuidores.