Aral Digital.- La multinacional de productos de consumo Unilever ha comprado la división de helados del grupo finés Ingman para aumentar su presencia en el mercado de esta categoría. Las partes no han querido desvelar los detalles económicos de la operación.

Ingman Ice Cream, que facturó 70 millones de euros en 2010, opera en el sector marcas como Kingis y Jattis y cuenta con plantas de producción en Finlandia, Suecia, Lituania y Bielorrusia. Su plantilla asciende a cerca de 700 trabajadores. Unilever ha explicado que espera obtener todos los permisos pertinentes de las autoridades competentes a principios de 2012.

“Los helados representan una categoría de importancia estratégica y un componente de crecimiento y liderazgo para Unilever”, han afirmado desde la empresa anglo-holandesa. Según sus previsiones, esta operación fortalecerá su posición en el mercado finlandés y complementará a algunas de sus líneas propias, como Magnum y Carte d'Or.