AMDPress.-La multinacional angloholandesa Unilever ha superado las previsiones para el ejercicio 2001, al alcanzar un beneficio neto de 1.858 millones de euros (309.145 millones de pesetas), lo que representa un ascenso del 66% respecto al año 2000. Una cifra que antes de descontar los epígrafes extraordinarios, la amortización del fondo de comercio y los intangibles, se situó en 3.602 millones de euros (599.322 millones de pesetas), un 12% más.

El fabricante de productos de gran consumo registró una facturación de 53.400 millones de euros (más de 8,8 billones de pesetas) en 2001, frente a los 52.206 millones de euros obtenidos el año anterior, lo que supone un ascenso del 11%; mientras que el margen de explotación se sitúo en el 13,9%, casi dos puntos por encima del contabilizado en 2000.

“Para 2002 queremos mantener la favorable evolución de nuestras marcas líderes, incluyendo las de Bestfoods, compañía adquirida en octubre de 2000, cuya integración nos ha permitido obtener importantes sinergías”, explica el presidente de Unilever, Niall FitzGerald, en un comunicado. Asimismo, el máximo ejecutivo de la compañía asegura que la división de alimentación ha registrado una positiva evolución tanto en sus ventas y como en rentabilidad, gracias al buen comportamiento de todas sus marcas y áreas gegráficas, destacando especialmente el desarrollo del mercado europeo y de su negocio global de helados.