AMDPress.- Las organizaciones agrarias UPA y COAG y las asociaciones empresariales APROSA y CONFECARNE han suscrito un manifiesto en el que expresan que los costes de eliminación de las harinas cárnicas no deben recaer en ninguno de los eslabones de la cadena cárnica, subrayando también su preocupación por la correcta gestión y destrucción de los residuos cárnicos.

Las cuatro asociaciones firmantes han destacado que, transcurrido un mes desde la entrada en vigor del Acuerdo-Marco sobre competitividad y normalización de la cadena alimentaria y de la Orden APA/67/2002 que lo desarrolla, "ha quedado demostrado que los mismos no han contribuido a solucionar el problema, sino todo los contrario, a agravarlo propiciando además un enfrentamiento indeseable entre los distintos eslabones de la cadena".