AMDPress.- José María Vegas Cordobés, nieto del fundador y propietario de Bodegas Avelino Vegas, ha puesto en marcha, junto con su socio, Javier Bach, una nueva bodega en la Ribera de Duero, con una inversión inicial de algo más de tres millones de euros (500 millones de pesetas). Las nuevas instalaciones, ubicadas en el término municipal de Castrillo del Duero (Burgos), disponen de una extensión de 1.500 metros cuadrados, donde se realizará la elaboración, la crianza en roble y botella, y el embotellado.

El proyecto de Vegas y Bach, con capacidad para 250.000 botellas, pasa por la elaboración de vinos exclusivos acogidos a la D.O. Ribera del Duero, que se comercializarán a nivel nacional e internacional con la marca Vega Real, con especial hincapié en los mercados de Suiza, Holanda, Inglaterra, Alemania y Estados Unidos.