Vicky Foods ha cerrado el pasado ejercicio con una facturación global de 352 millones de euros, lo que representa un aumento cercano al 5,5% respecto al año anterior y una producción de 155.584 toneladas.

Además, durante el 2019, la compañía ha realizado inversiones por valor de más de 36,2 millones de euros destinados a la incorporación de maquinaria de última generación, la inversión en mejoras en los procesos de desarrollo industrial, la elaboración de proyectos de I+D y de productos con mejor perfil nutricional, así como de tecnología industrial.

Por otra parte, el mercado internacional ha continuado siendo el principal motor de crecimiento de Vicky Foods en 2019, con una facturación cercana a los 65,8 millones de euros, lo que ha representado una subida de 14,5% frente al curso 2018. De esta manera, de los ingresos obtenidos el pasado año, cerca del 18,7% se corresponde a las exportaciones, siendo el pan y la pastelería las categorías que más han crecido en términos absolutos.

El mercado internacional, cuya cifra de negocio ha aumentado un 14,5% en el último año, ha logrado una facturación superior a los 65,8 millones de euros

“A finales del pasado año inauguramos nuestro Centro de Innovación para coordinar todo el potencial innovador de la compañía. En relación con la diversificación, contamos con una cartera de más de 350 productos organizados a través de nuestras tres marcas: Dulcesol, Be Plus y Hermanos Juan, y seguimos enfocados en nuevos sectores alimentarios ligados a la nutrición saludable. Por último, en cuanto a la internacionalización continuamos con nuestro ambicioso plan de expansión que hoy en día nos permite estar presentes en más de 50 países alrededor del mundo”, explica Rafael Juan, consejero delegado de Vicky Foods.

Asimismo, a mediados de 2019, la compañía anunció el nacimiento de su nuevo holding Vicky Foods, que ha supuesto un impulso para la compañía que afronta los próximos años con perspectivas de crecimiento en nuevos mercados y sectores de alimentación de perfil más saludable y que son tendencia a nivel global. Esta nueva estrategia se vio reflejada en la compra en junio de 2019 de la compañía Ecoiberope, un gran especialista en productos ecológicos y veganos que pasó a formar parte de su ecosistema.

Por otro lado, a finales de 2019 Vicky Foods presentó su nuevo Centro de Innovación que nace para abordar las investigaciones en el ámbito de la salud y la innovación tecnológica de la compañía y que está formado por dos áreas, el centro de investigación nutricional y salud, y el centro para la innovación tecnológica.

Por último, también en 2019, la compañía anunció la inversión de cerca de 40 millones de euros en la adquisición y puesta en marcha de tres nuevas líneas destinadas a la producción de pan. Con este proyecto, la empresa espera duplicar la capacidad productiva de cara al año 2021, con un crecimiento de más de un 77% y un objetivo superior a las 85.000 toneladas.