ARAL Digital.- El Grupo Viscofan encadena el séptimo año consecutivo de crecimiento en su cifra de negocios neta con 666,8 millones de euros, un 5,2% más que en el ejercicio fiscal de 2010. Ello es consecuencia de la fortaleza de los volúmenes en ambas divisiones. Mientras la división de envolturas ha crecido en ingresos un 4,8% hasta los 564,5 millones de euros; la división de alimentación vegetal lo ha hecho en un 7,3% y alcanza los 102,3 millones. Cabe destacar la aceleración en el crecimiento en el cuarto trimestre del año, liderado por el aumento de los ingresos en la división de envolturas ( 9,0% vs. 4T10) y la fortaleza en alimentación vegetal ( 6,0% vs. 4T10).

Así, el EBITDA acumulado crece un 5,2% hasta 162,1 millones de euros, registrando en el cuarto trimestre un EBITDA de 42,6 millones de euros ( 17,0% vs. 2010). Excluyendo el impacto de la variación de los tipos de cambio, el EBITDA acumulado crece un 10,6% frente al año anterior. En un entorno especialmente adverso en materias primas, energía y volatilidad de divisas, el margen EBITDA acumulado se sitúa estable en el 24,3% gracias a la mejora de la productividad, y a las medidas de austeridad y control del gasto. Es especialmente significativo señalar que excluyendo el impacto del tipo de cambio, el margen EBITDA crece en 0,9 p.p. hasta 25,2%. El EBIT consolidado asciende a 120,1 millones de euros ( 8,8% vs. 2010).

El Beneficio del ejercicio supera los 101,2 millones de euros, un nuevo máximo histórico, y crece un 24,5% frente al año anterior, ( 21,0% excluyendo resultados no recurrentes), significativamente superior al crecimiento del 10% al 12% esperado en el “guidance” del año.

Es importante resaltar los avances alcanzados durante el periodo estratégico Be ONE (2009-2011) donde el Grupo Viscofan ha crecido un 21% en el importe neto de la cifra de negocio, un 54% en el EBITDA consolidado, lo que supone una mejora de márgenes de 5 p.p.; y un resultado neto que supera los 100 millones de euros y que prácticamente duplica el resultado neto a cierre de 2008. La estrategia Be ONE ha supuesto un intenso trabajo interno con un claro objetivo, reforzar su posición en el mercado y mejorar la rentabilidad de sus operaciones.