La Asociación de Bebidas Refrescantes hace balance de la situación en asamblea, con una previsión de recuperación en verano. La evolución del sector y de la economía en general va a estar condicionada por el avance de la vacunación, con la esperanza de que a lo largo del segundo semestre se reactive el consumo y a partir de 2022 se vuelva a cifras positivas. La Asociación se ha comprometido también a seguir avanzando en sus compromisos, alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030.

Durante la Asamblea, Sara de Pablos, consejera delegada de Suntory Beverage & Food Iberia, ha sido nombrada nueva presidenta de la asociación relevando en el cargo a Juan Ignacio de Elizalde, director general de Coca-Cola Iberia.

Recuperación y retos del sector

Josep Puxeu, director general de la asociación, tiene claro que el rector “saldrá reforzado de lsa situación”.  Ya que “es tradicionalmente un motor de la economía española, y en un contexto de buen ritmo de vacunación y de la llegada del verano nos hace ser muy optimistas de cara a la recuperación del consumo”, explica.

En esta reactivación del consumo es clave la vuelta a la normalidad del turismo y de la hostelería. Desde Anfabra han colaborado “Juntos con la Hostelería”, una plataforma de apoyo a estos establecimientos en la que ha aunado esfuerzos toda su cadena de valor, representada por las organizaciones del gran consumo (Aecoc), de la industria de alimentación y bebidas (Fiab) y Hostelería de España.

Avances en los objetivos a 2020

De acuerdo con su plan estratégico, la Asociación sigue avanzando en el cumplimiento de sus compromisos, con importantes logros en los últimos años en diferentes áreas. Una de ellas es la adaptación a las demandas del consumidor, que piden menos azúcar y calorías. Para ello, se ofrecen productos entre los que elegir y que suponen una reducción del 39% del azúcar ente 2015 y 2019. Además, el 34% de los refrescos que se comercializan en España son sin azúcar ni calorías. Todo esto va en la línea de promover la educación nutricional y los hábitos saludables, sobre todo en los jóvenes.

Por otro lago, la industria está comprometida con los retos medioambientales. Así, desde 2010, el sector ha reducido un 19% el consumo de agua y en un 21% el de energía. Además, el 89% de la energía eléctrica que consume el sector proviene de fuentes renovables. En cuanto a los envases, el 100% son reciclables o reutilizables, se ha aligerado en un 23% su peso desde el año 2000, y se ha aumentado el uso de material recicladoAsí, el 20% del plástico PET empleado en refrescos es reciclado. 

Compromisos a 2025

 Los retos de cara a 2025 se basan en tres pilares. El estilo de vida debe reorientarse a la reducción del azúcar, en relación a lo ya demandado por los consumidores. Además, en materia de igualdad, quieren que el 40% de los puestos ejecutivos sean ocupados por mujeres, trabajando por la inclusión y la educación en las comunidades donde se opera.

No hay que olvidar el medio ambiente, por el que se reducirá en un 20% más el consumo de agua y un 30% el de energía. También fecha se reducirán las emisiones un 25% y el 100% de la energía eléctrica consumida procederá de fuentes renovables. Además, se continuará disminuyendo el peso de los envases, que serán 100% reciclables y el 50% de los de plástico PET serán de material reciclado.