Coca-Cola, coincidiendo con el Día Mundial de la Felicidad, ha querido contagiar del color de la felicidad el centro de Madrid iluminando de rojo edificios emblemáticos de la capital como el Círculo de Bellas Artes, Casa América y el Faro de Moncloa. Un espectáculo en el que el ilusionismo y la magia, acompañados de los últimos avances tecnológicos y visuales y realizado por Carat, ha servido para iluminar de "rojo felicidad" algunos de los edificios más destacados de Madrid.

Con una acción a pie de calle protagonizada por el mago Jorge Blass en Callao, Coca-Cola ha desvelado a los consumidores la nueva identidad de las diferentes variedades de la familia Coca-Cola (Coca-Cola, Coca-Cola light, Coca-Cola Zero, Coca-Cola Zero Zero…), y que a partir de ahora compartirán una identidad y comunicación comunes.

Bajo su nuevo enfoque de "marca única", se extienden los icónicos valores de la Coca-Cola original a todas sus variedades, situando "la posibilidad de elección" en el centro de su estrategia de marca. Esta nueva campaña de Coca-Cola "La felicidad tiene un color", desarrollada por la agencia McCann Madrid, tendrá continuidad con el spot "Familias", de la misma agencia, presentando una visión muy actual de la sociedad en la que tienen cabida los diversos tipos de familia.